Category: Namibia


Los lepidópteros (Lepidoptera, del griego «lepis», escama, y «pteron», ala) son un orden de insectos conocidos comúnmente como mariposas; las más conocidas son las mariposas diurnas, pero la mayoría de las especies son nocturnas (polillas, esfinges, pavones, etc.) y pasan muy inadvertidas. Sus larvas se conocen como orugas y se alimentan típicamente de materia vegetal, pudiendo ser plagas importantes para la agricultura.

        

Poseen dos pares de alas membranosas cubiertas de escamas coloreadas, que utilizan en la termorregulación, el cortejo y la señalización. Su aparato bucal es de tipo chupador (véase Insecto) provisto de una larga trompa que se enrolla en espiral (espiritrompa) que permanece enrollada en estado de reposo y que les sirve para libar el néctar de las flores que polinizan.

         

El cortejo de los machos es muy variable en las diferentes familias del orden, pero básicamente consiste en exhibiciones y en la producción de feromonas sexuales.

En el orden Lepidóptera la coloración, especialmente la de las alas, alcanza la máxima especialización. Morfológicamente, la superficie alar está recubierta de escamas cuya superficie posee multitud de aristas longitudinales (separadas a veces a menos de 1 μm, es decir, la milésima parte de un milímetro) que alteran la reflexión de la luz produciendo colores muy llamativos y frecuentemente tornasolados e iridiscentes.

Las mariposas son unas grandes artistas de la supervivencia y el engaño. Tras sus espectaculares colores, formas, y tipos de mariposas esconden talentos insospechados: resistencia al frío y la altitud, recursos para despistar o ahuyentar al enemigo, velocidad de vuelo… Mil armas de supervivencia para unos insectos frágiles sólo en apariencia.

 

Sus larvas, orugas, son masticadoras y poseen glándulas secretoras de una seda con la que tejen un cinturón, una bolsa o un capullo para sujetarse o protegerse durante la fase de pupa o crisálida.

   

 

Aunque se ha hecho clasificaciones muy rigurosas, resulta cómodo dividirlos en dos subórdenes: el de los ropalóceros, o mariposas diurnas, como las de la col, Apolo, podalirio, etc., y el de los heteróceros o mariposas creprúsculas y nocturnas, como las de la seda, esfingues, polillas o microlepidópteros, y otras.

 

      

     

Muchas especies de mariposas se encuentran en peligro de extinción por la presión del hombre que ha hecho desaparecer numerosos hábitats o destruido entornos, contaminado los lugares donde antes vivían estas especies. Algunas poblaciones se han reducido de forma drástica y otras están al borde de la desaparición total.

Los principales enemigos de las mariposas son otros insectos. Se han usado especies del escarabajo americano para controlar plagas de mariposas ya que devoran orugas y crisálidas de procesionarias y falsas esfinges. Otros enemigos son los pájaros, musarañas, erizos, sapos y topos. En la fase adulta sus principales enemigos son los pájaros, arañas, libélulas, lagartos y ranas. Las nocturnas son cazadas por murciélagos, autillos, o chotacabras.
El ataque de parásitos también provoca graves daños en algunas poblaciones.

    

En junio del 2013, se publicó esta hoja bloque sobre los animales marinos en peligro de extinción, como son la Ballena Vasca, el Atún Rojo, la Foca Monje y la Lamprea Marina.
La Ballena Vasca vive en aguas poco profundas cercanas a las costas situadas en bahías y penínsulas. Se encuentran regularmente en el Atlántico Occidental y
ocasionalmente en aguas del Atlántico Oriental.
El Atún Rojo, conocido también como cimarrón o atún azul, es originario de ambas orillas de Atlántico y del Mar Mediterráneo. Puede llegar a medir más de 3 metros y superar los 400 kilos de peso. A lo largo de la historia ha sido siempre muy apreciado como alimento para los humanos, por lo que el exceso de captura y las malas prácticas lo han llevado al borde de la extinción. Desde el año 2006 existe un plan de recuperación que plantea cerrar la pesca en época de reproducción (mayo, junio y julio).
La Foca Monje vive en aguas del Mediterráneo y se encuentra en estado crítico de extinción. Se sabe de algún ejemplar en las islas Chafarinas.
La Lamprea Marina es un pez serpentiforme, de esqueleto cartilaginoso y boca sin mandíbula y con forma de ventosa para fijarse a las presas de las que se alimenta. Es una especie anádromo, es decir que viven en el mar y se reproducen en el río, por lo que tiene dos fases de ciclo vital.

julio 20130002p

En Namibia y en el 2011 , también se emitió esta hoja bloque sobre la misma temática: