Category: Malawi


La ornitología (del griego “ὄρνις – ὄρνιθος”, “ornisornithos“, “pájaro” y λόγος “logos“, “estudio o ciencia”) es la rama de la zoología que se dedica al estudio de las aves.

Las aves son animales vertebrados, de sangre caliente, que caminan, saltan o se mantienen sólo sobre las extremidades posteriores, mientras que las extremidades anteriores están modificadas como alas que, al igual que muchas otras características anatómicas únicas, son adaptaciones para volar, aunque no todas vuelan. Tienen el cuerpo recubierto de plumas y, las aves actuales, un pico córneo sin dientes. Para reproducirse ponen huevos, que incuban hasta la eclosión.

           

Su grupo taxonómico se denomina clase Aves para la sistemática clásica.

      

Las aves habitan en todos los biomas terrestres, y también en todos los océanos. El tamaño puede ser desde 6,4 cm en el colibrí zunzuncito hasta 2,74 metros en el avestruz. Los comportamientos son diversos y notables, como en la anidación, la alimentación de las crías, las migraciones, el apareamiento y la tendencia a la asociación en grupos. La comunicación entre las aves es variable y puede implicar señales visuales, llamadas y cantos. Algunas emiten gran diversidad de sonidos, y se destacan por su inteligencia y por la capacidad de transmisión cultural de conocimientos a nuevas generaciones. Las aves viven y crían en la mayoría de los hábitats terrestres y están presentes en todos los continentes.

La mayor parte de las aves pueden volar, lo que las distingue de casi todo el resto de vertebrados. Volar es el principal modo de locomoción para la mayoría de las aves y lo usan para reproducirse, alimentarse y huir de sus depredadores. Para volar, las aves han desarrollado diversas adaptaciones fisionómicas que incluyen un esqueleto ligero, dos grandes músculos de vuelo y dos miembros modificados (alas) . La forma y el tamaño de las alas determinan el tipo de vuelo de cada ave. Alrededor de 60 especies de aves son no voladoras. La menor de las aves es el macho del colibrí zunzuncito de unos 64 mm de largo y 2,8 g  y envergadura alar de unos 78 mm. El ave actual más grande es el avestruz con una altura de hasta 2,74 metros y 155 kg de peso.

      

La dieta de las aves incluye una gran cantidad de tipos de alimentos como néctar, frutas, plantas, semillas, carroña, y diversos animales pequeños, incluidas otras aves. Como las aves no tienen dientes, su aparato digestivo está adaptado a procesar alimentos sin masticar que el ave traga enteros.

  

Las aves llamadas generalistas son las que emplean muchas y diferentes estrategias para conseguir alimentos de una amplia variedad de tipos, mientras que las que se concentran en un espectro reducido de alimentos o tienen una única estrategia para conseguir comida son consideradas especialistas. Las estrategias de alimentación de las aves varían según la especie. Algunas cazan insectos lanzándose sorpresivamente desde una rama. Las especies que se alimentan de néctar, como los colibríes, tienen lenguas pelosas y formas de pico especialmente adaptadas para ajustarse a las plantas de las que se alimentan.

        

Se considera en peligro de extinción a una especie animal, cuando su existencia se encuentra comprometida a nivel mundial. Esto es debido generalmente a la fulminacion de un recurso del cual dependen todas y cada una de las especie, ya sea por parte de la acción del hombre, como la caza ilegal o la tala de indiscriminada de arboles, o simplemente a cambios en el ecosistema de la especie producto de hechos fortuitos, como lo son el cambio climático. Como está ocurriendo en este preciso momento y por desgracia estos animales en peligro de extincion no están habituados a tales condiciones climáticas y a veces les es imposible adaptarse a dichos cambios. 

     

      

       

Entre las especies más amenazadas se encuentran:

Tigre de Siberia, nutria gigante, cocodrilo del Nilo, tortuga marina,  gorila de montaña, guacamayo escarlata, rinoceronte negro africano, panda gigante, lobo marsupial, vicuña, guepardo, elefante africano, ballena, oso hormiguero, oso polar, koala, armadillo de Indonesia etc.

            

 

 

    

     

La extinción de las especies animales se debe a la explotación irresponsable de los recursos naturales por el hombre. Esto hace que la evolución de los animales no termine su ciclo natural de vida y a raíz de esto baje el número de su población o desaparezcan y afecten al ecosistema. Otras de las tantas causas abarca a los fenómenos naturales como: sequía, incendios, plagas, enfermedades, etcétera.

     

    

   

Los fertilizantes químicos usados para aumentar el número de cosechas son otra gran causa del porqué los animales se encuentran en extinción. Estos fertilizantes se adhieren al agua de los ríos y lagos donde fertilizan en abundancia a las plantas acuáticas en un proceso llamado eutrofización.

     

Las plantas acuáticas, especialmente las algas, se multiplican tanto que absorben todo el oxígeno que hay en el agua. Como consecuencia de esto, los peces y otros animales mueren por falta de oxígeno.

.