Hay países que vienen representados por una flor, convirtiéndose ésta en el símbolo o flor nacional. Es el caso del Patujú y la Kantuta que son las flores nacionales de Bolivia. La Kantuta puede ser vista en los valles altos de Los Yungas y cabeceras de valle del occidente boliviano, mientras que el patujú proviene de la región oriental del país. La Kantuta, es la “Flor Nacional de Bolivia”(Por D.S.desde 1990).

Ambas flores poseen los colores de la bandera de Bolivia y representan la unidad entre occidente y oriente.

      
     

La Kantuta (quechua: qantu ) (Cantua buxifolia), es una especie de arbusto perteneciente a la familia Polemoniaceae. La Cantuta es la Flor Nacional de Bolivia y Perú. Se sabe que los incas quedaron maravillados por su gran belleza promoviendo el cultivo de la cantuta en todos sus dominios, consagrándola al dios Sol (Inti) de allí que también se le conoce como La Flor Sagrada de los Incas.

El Patujú (Heliconia rostrata) es una especie de fanerógama. Es endémica de Belice, Guatemala, Honduras, Panamá, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador,Paraguay, Perú.

 La flor nacional de Honduras es un orquídea denominada Rhyncholaelia digbyana, la cual es conocida como «orquídea de la Virgen». Fue declarada como flor nacional por el Congreso Nacional de Honduras el 25 de noviembre de 1969 debido a sus características excepcionales de belleza, vigor y distinción. Además, en ese mismo acto se dictaron disposiciones pertinentes para la conservación en su estado y protección de los sitios donde se cultiva, el control de su comercialización, cultivo y conocimiento científico en los medios escolares.

        

La flor nacional de Nicaragua es el Sacuanjoche. Se conoce también como “Flor de Mayo” .Esta flor pertenece a la familia de las Apocynaceae y su nombre científico es Plumeria rubra. Los mayas atribuyen al Sacuanjoche, y específicamente a su fruto, un concepto divino, por cuanto observaron que de un solo péndulo le salían dos vainas, lo cual era representación simbólica de un principio vital común, que da origen a dos géneros distintos, uno masculino y otro femenino.