Category: Guinea


El perro, cuyo nombre científico es Canis lupus familiaris, es un mamífero carnívoro doméstico de la familia de los cánidos, que constituye una subespecie del lobo (Canis lupus).

No obstante, su alimentación se ha modificado notablemente debido principalmente al estrecho lazo que existe con el hombre, hasta el punto en que hoy en día sea alimentado usualmente como si fuese un omnívoro.

Su tamaño o talla, su forma y pelaje es muy diverso según la raza de perro. Posee un oído y olfato muy desarrollados, siendo este último su principal órgano sensorial. En las razas pequeñas puede alcanzar una longevidad de cerca de 20 años, con atención esmerada por parte del propietario, de otra forma su vida en promedio es alrededor de los 15 años.

El perro es una subespecie doméstica del lobo, según la comparación de los mapas genéticos de ambas especies. Los perros siempre han acompañado al hombre en su proceso a la civilización; su presencia está probada en todas las culturas del mundo, así en Perú en la etapa preincaica, los mochicas los usaban como ayuda de caza y también como mascotas en casa.

En el entierro del Señor de Sipán, se encontraron dentro de las tumbas restos de un perro que seguramente se usó en la caza, ya que el cráneo tenía perfectamente desarrollados sus molares.

La visión del perro parece diseñada para la caza: No tiene gran agudeza visual de detalles, pero tienen excelente percepción de movimientos. Tiene excelente visión nocturna o crepuscular, debido al el uso del tapetum lucidum (una pantalla reflectiva dentro del ojo). El campo visual del perro se encuentra entre los 240 – 250 grados, mucho mayor que el humano que es de aproximadamente 180 grados.

Los perros tienen una forma de visión dicromática llamada deuteranopia que en los humanos se considera una forma de daltonismo que afecta el rojo y el verde. Los perros perciben tonalidades de amarillo y de azul, pero al rojo lo perciben amarillo y al verde lo ven gris.

  

La longevidad media de un perro varía mucho en función de la raza, y oscila entre 8 y 15 años, si goza de buena salud puede vivir hasta 20 años, o incluso más; el perro más longevo que se conoce llegó a los 29 años. Las razas pequeñas suelen vivir más que las grandes y las gigantes.

      

 

La salud del perro, al igual que en los humanos, está relacionada con su tipo de vida (alimentación equilibrada, ejercicio físico, educación), sobre todo durante los períodos de mayor vulnerabilidad: crecimiento, gestación, amamantamiento, trabajo y vejez. Un perro grande gana peso en un año en el mismo porcentaje que un hombre en 18. Las causas de las enfermedades son múltiples y muy variadas y se deben consultar con un veterinario.

   

   

      

El gato o gato doméstico (Felis silvestris catus) es un pequeño mamífero carnívoro de la familia Felidae. El gato está en convivencia cercana al ser humano desde hace unos 9.500 años, periodo superior al estimado anteriormente, que oscilaba entre 3.500 y 8.000 años.

 

Los nombres actuales más generalizados derivan del latín vulgar catus, palabra que aludía especialmente a los gatos salvajes en contraposición a los gatos domésticos que, en latín, eran llamados felis.

            

Hay docenas de razas, algunas sin pelo o incluso sin cola, como resultado de mutaciones genéticas, y existen en una amplia variedad de colores. Son depredadores por naturaleza, siendo sus posibles presas más de cien especies diferentes de animales para alimentarse. También son animales que pueden asimilar algunos conceptos, y ciertos ejemplares pueden ser entrenados para manipular mecanismos simples.

Se comunican con gemidos, gruñidos y alrededor de un centenar de diferentes vocalizaciones, además del lenguaje corporal.

      

Se cree que el gato salvaje africano (Felis silvestris lybica) es su ancestro más inmediato.

El gato como animal de compañía, es una de las mascotas más populares en todo el mundo. Debido a que su domesticación es relativamente reciente, pueden vivir en ambientes silvestres formando pequeñas colonias. La asociación del gato con los humanos lo condujo a figurar prominentemente en la mitología y en leyendas de diferentes culturas, incluyendo a las civilizaciones egipcia, japonesa, china y escandinava.

        

Es un animal instintivamente cazador. Los gatos en libertad viven de forma semisalvaje y cazan ratones y ratas, entre otras especies, que de otra forma comerían importantes cantidades de grano. Los domésticos capturan insectos, ratones y pequeños pájaros instintivamente, aunque generalmente no los consumen. Incluso, las presas pueden ser utilizadas como obsequio para el dueño/a.

Etológicamente, los gatos ven a los humanos como a un sustituto de sus madres, viviendo una especie de prolongación durante su madurez de la época en la que son cachorros. En cuanto a su reproducción, la gata presenta varios estros a lo largo del año, que suelen durar de 4 a 7 días. En el estro, las gatas maúllan más frecuentemente y varios gatos pueden luchar por una hembra en celo, el que venza, se gana el derecho a copular.

   

Conservan la energía durmiendo más que cualquier otro animal, especialmente a medida que envejecen.Es común en ellos las largas siestas, usualmente de 13 a 14 horas como promedio de duración. Algunos pueden dormir hasta 20 horas.

Debido a su naturaleza nocturna, frecuentemente entran en un período de hiperactividad y alegría por la tarde, apodado vulgarmente como “locura de la tarde“, “locura de la noche“, “la hora del gato loco” o “demencia de media hora” por algunos científicos.

        

Su temperamento puede variar dependiendo de la raza y la sociabilidad del animal. Los de pelo corto tienden a ser delgados y activos, mientras que los de pelo largo generalmente son más pesados y menos enérgicos.

Normalmente, su temperatura corporal ronda entre los 38 y 39 °C. Se considera que tiene fiebre si su temperatura es mayor a los 39,5 °C, o baja si es menor a los 37,5 °C (hipotermia).

Los puntos cardinales son los cuatro sentidos que conforman un sistema de referencia cartesiano para representar la orientación en un mapa o en la propia superficie terrestre. Estos puntos cardinales son el Este, que viene señalado por el lugar aproximado donde sale el Sol cada día; el Oeste, el punto indicado por la puesta del Sol en su movimiento aparente, y si a la línea Este–Oeste se la considera como el eje de las abscisas en un sistema de coordenadas geográficas, el eje de las coordenadas estaría descrito por la línea Norte–Sur, que se corresponde con el eje de rotación terrestre. Esta composición genera cuatro ángulos de noventa grados que a su vez se dividen por las bisectrices, generando Noroeste, Suroeste, Noreste y Sureste. Se repite la misma operación y se obtiene la rosa de los vientos que es usada en navegación desde siglos ancestrales. También son  puntos principales de la brújula y de las veletas

Al estar relacionada con la orientación y la navegación, aparecen como referencia  en los viajes . En los sellos siguientes se pueden ver, ya sea en forma de veleta o de rosa de los vientos.

2015-0097mEmitido en 1963

agosto0002m

agosto0003m agosto0004m

Emitido en 1981

60173m 40024m
Emitido en 1984: XVI Cent. del viaje de la monja Egeria al Oriente Bíblico
Emitido en 1971: Año Santo Compostelano. Mapa de rutas

90078m 80009m
Emitido en 1994: Tratado de Tordesillas
Emitido en 1988: Expo de Sevilla. La era de los descubrimientos

19960017m
Emitido en   1997  de la serie “Cine español”

agosto30014m

90007m
Emitido en 1991

En los siguientes sellos no españoles  aparecen rosas de los vientos. Una rosa de los vientos es un símbolo en forma de círculo que tiene marcados los puntos cardinales. Su invención se atribuye al mallorquín Ramón Llull, aunque antes ya la describió Plinio el viejo .
En el sello de Guinea aparece dibujada en un instrumento llamado tabla transversal. En las cartas de navegación se representa por 32 rombos (deformados) unidos por un extremo mientras el otro señala el rumbo sobre el círculo del horizonte. Sobre el mismo se sitúa la flor de lis con la que suelen representar el Norte, que se documenta a partir del siglo XV.

 

 

El viento es el flujo de gases a gran escala. En la Tierra, el viento es el movimiento en masa del aire en la atmósfera.
Actúa como agente de transporte, ya que interviene en la polinización anemófila, en el desplazamiento de las semillas. Es también un  agente erosivo, en especial en las zonas de clima seco o desértico, donde los granos de arena arrastrados por el viento pueden llegar a la transformación y cambio de las formas del relieve. También actúa como agente de sedimentación, ya que cuando el viento pierde velocidad, deposita los materiales que transporta. La arena forma acumulaciones llamadas dunas, que se desplazan en la dirección del viento a medida que los granos van siendo arrastrados desde la cara enfrentada al viento (barlovento) hacia la cara opuesta al viento (sotavento).
En náutica, el conocimiento y control del viento es un factor fundamental para una correcta navegación. Así, en el lenguaje marinero reciben diferentes nombres y expresiones en función de su fuerza, dirección o procedencia.
La propulsión eólica ha venido siendo una aplicación de la energía del viento para la navegación desde las primeras civilizaciones (especialmente, las que surgieron en el Mar Mediterráneo) hasta la época actual, cuando las embarcaciones a vela se han venido reduciendo a usos deportivos o de recreación, haciendo salvedad de algunos buques escuela o de embarcaciones especiales en lagunas de escaso fondo, donde se ha venido usando la fuerza del viento desde la época musulmana hasta la actualidad, en la carga de la cosecha de arroz hasta los lugares de procesamiento de este cereal.

Todas las embarcaciones de vela tienen un casco protegido por la quilla, aparejo, al menos un mástil para soportar las velas y una orza para no derivar y compensar la fuerza lateral del viento. Las embarcaciones de vela fueron siendo progresivamente reemplazadas a lo largo del siglo XIX por embarcación a vapor.

   

En meteorología se suelen denominar los vientos según su fuerza y la dirección desde la que soplan. Los aumentos repentinos de la velocidad del viento durante un tiempo corto reciben el nombre de ráfagas.
En la civilización humana, el viento ha inspirado la mitología, ha afectado a los acontecimientos históricos, ha extendido el alcance del transporte y la guerra, y ha proporcionado una fuente de energía para el trabajo mecánico, la electricidad y el ocio. El viento ha impulsado los viajes de los veleros a través de los océanos de la Tierra. Los globos aerostáticos utilizan el viento para viajes cortos, y el vuelo con motor lo utilizan para generar sustentación y reducir el consumo de combustible.
La medición de la velocidad y dirección del viento se efectúa con instrumentos registradores llamados anemómetros, que disponen de dos sensores: uno para medir la velocidad y otro para medir la dirección del viento. Las mediciones se registran en anemógrafos.

  

      

     

      

 

 

      

 

 

La Acústica es la parte de la Física que estudia determinadas ondas mecánicas que se propagan a través de la materia, pero no en el vacío. Considera el sonido como una vibración que se propaga generalmente en el aire a una velocidad de 343 m/s (aproximadamente 1 km cada 3 segundos), ó 1.235 km/h en condiciones normales de presión y temperatura (1 atm y 20 °C).

Ruido y sonido son dos cosas diferentes. Se considera ruido al sonido sin definición, con vibraciones cortas que molestan y alteran el nervio auditivo;  mientras que el sonido musical es controlado por el hombre, posee la cualidad de tener vibraciones regulares que se perciben en forma precisa y son agradables al oído, como los producidos por los instrumentos.

De las muchas formas de hacer sonido que hay, nos centramos en la música y en los instrumentos musicales, en todas sus categorías.

La dimensión de la música es el tiempo y su medio de expresión es el sonido.  Las cualidades del sonido son cuatro: intensidad, tono, timbre y duración.

Intensidad. Es la fuerza con que se produce el sonido; es decir, si es fuerte o suave. En la intensidad influye la amplitud de las ondas, o sea la magnitud de las vibraciones.

Tono. Es una propiedad por medio de la cual el sonido puede clasificarse en agudo, medio y grave.

Timbre. Se le considera como el sonido característico de una voz o instrumento. Debido a él se nota la diferencia de los sonidos en  la melodía producida por instrumentos musicales.

Duración. Comprende el tiempo que se escucha un sonido; éste puede ser largo o corto.

He aquí algunos sellos del Sáhara Español de 1964 que representan a ” Músicos Indígenas”:

Los siguientes sellos pertenecen al Día del sello de 1969 (Sáhara Español) y en ellos se pueden ver diferentes instrumentos:

El año 1985 fue el ” Año Europeo de la Música”:

El 30 de septiembre del 2002, Correos emitió un carnet autoadhesivo llamado “La música”, del pintor  burgalés G. Domínguez. Los títulos son:

1) Dos hombres con laúd y flauta
2) Florero y laúd
3) Flores, violín y reloj
4) Hombre con laúd y mujer
5) Mujer con laúd
6) Flores, violín y pentagrama
7) Flores, granada y violín
8) Mujer con laúd y corona de flores

Un instrumento musical es un objeto compuesto por la combinación de uno o más sistemas resonantes y los medios para su vibración, construido con el fin de reproducir sonido en uno o más tonos que puedan ser combinados por un intérprete para producir música. Al final, cualquier cosa que produzca sonido puede servir de instrumento musical, pero la expresión se reserva, generalmente, a aquellos objetos que tienen ese propósito específico. Existen muchas divisiones alternativas y subdivisiones de instrumentos. Generalmente, al estudiar los instrumentos musicales es frecuente encontrarse con la clásica división de los instrumentos en tres familias: viento, cuerda y percusión.

Pero si se busca una clasificación más sencilla, se puede escoger por viento, cuerda y percusión.

Viento: saxofón, flauta, clarinete, etc.
Cuerda: guitarra, arpa, violín, piano, mandolina, charango, etc.
Percusión: timbal, tambor, platillos, etc.

En general  se puede definir el sonido como una sensación auditiva que está producida por la vibración  de algún objeto. Estas vibraciones son captadas por nuestro oído y transformadas en impulsos nerviosos que se mandan a nuestro cerebro.

Los instrumentos de cuerda o cordófonos son instrumentos musicales que producen sonidos por medio de las vibraciones de una o más cuerdas, cuya vibración resuena en la caja de resonancia que tienen. Estas cuerdas están tensadas entre dos puntos del instrumento y se hacen sonar pulsando, frotando o percutiendo la cuerda.

julio-130111m julio-130096m

3 agosto0089m

julio-130032m

julio-130050m julio-130027m

Emisión de 1985:

Emisión de 1997:

Emisión conjunta del 2008:

 

Emisión del 2011:

En la emisión española del 2 de abril del 2012  se muestra instrumentos musicales de cuerda del mundo.

El Arpa ha sido utilizada desde tiempos remotos por los pueblos de la antigua Mesopotamia y Egipto, de donde pasó a Grecia y los países asiáticos. Durante la Edad Media alcanzó gran apogeo y en el Renacimiento perdió interés por las escasas posibilidades diatónicas que presentaba.  Tiene forma triangular y está compuesta por la caja de resonancia, la consola en la que se fijan las clavijas de las cuerdas, y la columna que une las dos partes.

La Balalaica es de origen ruso y se utiliza para interpretar música popular. La caja sonora, con forma triangular, es casi plana y se remata por un mástil largo y estrecho con tres cuerdas que se pulsan con los dedos o con un plectro.

El Banjo, muy utilizado en los Estados Unidos en el siglo XIX, es el instrumento más popular de la música tradicional norteamericana. La caja de resonancia, de forma circular, va cubierta con piel y unida a un mango muy largo que puede tener cuatro, cinco o seis cuerdas .

El Sitar es de  origen indio. Consta de una caja de resonancia de calabaza y un mástil con trastes móviles, de latón o plata, que el instrumentista acomoda para conseguir la escala. Algunos incorporan una caja de resonancia más pequeña en la parte superior del mástil. El número de cuerdas es variable, entre 18 y 26, y se pulsan con una púa.

El Rabel se introdujo por los árabes en Europa en época medieval. En nuestra península es muy conocido en Cantabria, y en Castilla y León. El instrumento es plano por encima y abombado por debajo y el cuerpo se va estrechando hacia la parte de las clavijas. Suele tener tres cuerdas, que se frotan con un arco curvo y muy corto.

Las piezas reproducidas pertenecen al Museo Interactivo de la Música de Málaga (MIMMA).

El 1 de julio del 2015, se emitió un sello autoadhesivo con la figura de Narciso Yepes, guitarrista clásico, concertista y compositor:

oct150005m

El 18 de octubre del 2017 se emitió un pliego con la tuna como motivo principal:

Los instrumentos de viento o aerófonos son una familia de instrumentos musicales que producen el sonido por la vibración de la columna de aire en su interior, sin necesidad de cuerdas o membranas.

 

 

Un instrumento de percusión es un tipo de instrumento musical cuyo sonido se origina al ser golpeado o agitado. Es, quizá, la forma más antigua de instrumento musical.

Sellos emitidos el 22 de febrero del 2013 sobre instrumentos de percusión. Entre ellos se encuentran: el tambor, la pandereta, las castañuelas, los platillos y el timbal.

El Tambor se cree originario de la India, desde donde se difundió a otros continentes. Consta de una caja de resonancia con forma cilíndrica cubierta en las dos bases por membranas. Se toca con la mano o con palillos o baquetas.

La Pandereta está formada por dos aros superpuestos provistos de sonajas o cascabeles y cubierto uno de sus vanos con piel muy lisa y estirada. Los tamaños son muy variados así como la decoración de las pieles. Para tocarla se resbala por el instrumento uno o más dedos, o se golpea con toda la mano.

Las Castañuelas o palillos se componen de dos mitades cóncavas hechas de madera y unidas por un cordón en la parte superior. El cordón se sujeta en el dedo pulgar o en el del medio para hacerlas repicar. El origen se remonta a los pueblos prehistóricos. España es el país en el que más han evolucionado hasta convertirse en un instrumento nacional. Se utilizan para el baile español, jotas y folclore y existen famosas concertistas de castañuelas de renombre internacional.

Los Platillos consisten en chapas metálicas circulares con un agujero en el centro para pasar las correas de sujeción o fijarlo en un soporte. Pueden ser platos a dos o de choque, que suenan al entrechocarlos uno con otro, o suspendidos dentro de una batería instrumental. Son típicos del folclore turco. En la música contemporánea, los platillos van incorporados a las baterías y suenan en la música de jazz, rock y salsa, entre otros géneros.

El Timbal consta de una caja semiesférica cubierta por una membrana que se tensa con una serie de llaves que cierran la caja, lo que origina una nota perfectamente musical. En el siglo XVII se comenzó a incluir en las orquestas. La gran evolución llegó con Beethoven, en el XIX, al reconocer al timbal una musicalidad individualidad. En la década de 1960 se incorporó a la música moderna.