Francia fue el primer país en el que la enseñanza de la medicina veterinaria se ha institucionalizado a través de la creación de las primeras escuelas de veterinaria en el siglo XVIII.
En Francia, la formación de los veterinarios está proporcionada por cuatro grandes escuelas especializadas, las escuelas de veterinaria, ubicadas en Lyon, Maisons-Alfort, Nantes y Tolosa.

El sello de 1951 muestra los bustos de: Nocard, que estudió  veterinaria  en la École Vétérinaire de Maisons-Alfort; Henri Marie Bouley que fue veterinario y patólogo y profesor de patología quirúrgica en la École nationale vétérinaire d’Alfort y J.B.A. Chauveau que recibió su educación en la École nationale vétérinaire d’Alfort y la École Nationale Vétérinaire de Lyon.