Serie del 4 de diciembre del 2006 con  especies en vías de extinción en Bolivia, como  son la vicuña y el caimán.

La vicuña (Vicugna vicugna), —del quechua wik’uña— es una especie de mamífero artiodáctilo de la familia de los camélidos propia de Sudamérica que vive en el altiplano andino, en los actuales territorios del sur del Perú, parte de Bolivia, Andes de Ecuador, norte de Chile y noroeste de Argentina. La principal población de este camélido, se encuentra en el Perú. La alpaca es la vicuña domesticada.

Caiman es un género de crocodilios de la familia de los aligatóridos, conocidos vulgarmente como yacarés o caimanes. Se distribuyen en las regiones subtropicales y tropicales de América, desde México hasta el sur de Sudamérica. En castellano se dice caimán.

Cazados extensamente durante décadas por su cuero, aprovechado en marroquinería, hoy se encuentran universalmente protegidos .

También se considera fauna en extinción: el gato andino, el sapito arlequín tricolor y el cachudito pechicenizo.

El gato andino (Leopardus jacobitus), también conocido como chinchay, gato lince u osjo, es una especie de mamífero carnívoro de la familia Felidae. Es uno de los felinos menos conocidos y es considerado como la especie más amenazada del continente americano.

El gato andino es natural de América del Sur. Su distribución se limita a las regiones montañosas de los Andes; al centro y sur del Perú y al norte de Bolivia, Chile y Argentina.

El sapito arlequín, (Atelopus tricolor), es una especie de anfibios de la familia Bufonidae. Habita en Bolivia y Perú. Su hábitat natural incluye montanos secos y ríos. Está amenazada de extinción por la pérdida de su hábitat natural. Haciendo honor a su nombre, se constituye de tres colores.

El cachudito , (Anairetes alpinus),  es una especie de ave de la familia de los Tyrannidae. Se encuentran en Bolivia y Perú. Es propio de hábitat tropicales y subtropicales. La especie está en peligro de extinción.

 

La siguiente serie del 2010 también muestra otros animales en peligro, como son:

La fulica (Fulica Cornuta), que habita en lugares como las Lagunas del Parque Nacional Sajama, Lagunas de la Reserva Biológica Cordillera de Sama, Lago Poopó y Uru-Uru, Laguna Huayñakota, Laguna Tahuaj limalla, Laguna Colorada, Laguna Huayrapata, Laguna Celeste, Reserva de Fauna Eduardo Avaroa. Su nivel de amenaza es vulnerable (VU).
Ambos sexos son similares, con  cuerpo de color  negruzco y pico fuerte y de color amarillo anaranjado, con una mancha negra en el culmen.

El escarabajo Satanás, (Dynastes Satanas), es una especie endémica de los Yungas,  en los departamentos de La Paz y Cochabamba. Su cuerpo es de color negro y en su cabeza tiene dos cuernos uno muy prominente que sale del tórax y el otro está en la misma cabeza formando una especie de tenaza. Está en peligro de extinción.

El quirquincho, (Chaetepractus Nationi). Especie endémica del Altiplano Central de Bolivia. Son mamíferos nocturnos, insectívoros y omnívoros necrófagos. Tienen una armadura formada por placas óseas cubiertas y escudos córneos que le sirven como protección, y que en algunos géneros permiten al animal enrollarse como una bola. Es lo que usan sus depredadores para fabricar charangos. Está en peligro de extinción.

El águila harpía, (Harpia Harpyja) es una especie presente en Pando, Beni, la Paz, Cochabamba y Santa Cruz, cuyo nivel de Amenaza es vulnerable (VU). Es un ave rapaz grande y corpulenta. De longitud puede sobrepasar un metro (86 a 105 cm) con una envergadura en las alas de dos metros. Los adultos de ambos géneros tienen plumaje de similar.