El 12 de enero de 1716 nació en Sevilla Antonio de Ulloa y de la Torre-Giral, que ingresó como Guardia Marina a la Armada Española en 1733. Dos años más tarde entró a formar parte, junto con el también español Jorge Juan, en la primera gran expedición multinacional, europea y científica registrada en la historia: la Misión Geodésica Francesa, organizada por la Academia Francesa de Ciencias. La misión consistía en llegar hasta lo que hoy es Ecuador y determinar la esfericidad de la Tierra. Ulloa permaneció ocho años allí, durante los cuales, junto a Jorge Juan, descubre el platino.
Hasta entonces este mineral se había considerado una impureza que aparecía junto al oro. Antonio de Ulloa fue el primero en hacer una descripción científica de este metal precioso. El platino fue llevado por primera vez a España en 1735.

Regresó a Madrid en 1746 ya con Fernando VI como rey. Fue ascendido a capitán de navío, con el encargo de recorrer el continente europeo para tomar conocimiento de los últimos avances científicos.
Fundó el primer museo de historia natural  en el mundo, el actual Museo de Ciencias Naturales; también, fue el creador del Observatorio Astronómico de Cádiz y del primer laboratorio de metalurgia de España. Volvió a América y se encargó de las minas de mercurio de la zona.
El sello que conmemora los trescientos años de su nacimiento, recoge un retrato de Antonio de Ulloa, pintado en óleo por Andrés Cortés y Aguilar, junto con un navío y la rosa de los vientos.