Los puntos cardinales son los cuatro sentidos que conforman un sistema de referencia cartesiano para representar la orientación en un mapa o en la propia superficie terrestre. Estos puntos cardinales son el Este, que viene señalado por el lugar aproximado donde sale el Sol cada día; el Oeste, el punto indicado por la puesta del Sol en su movimiento aparente, y si a la línea Este–Oeste se la considera como el eje de las abscisas en un sistema de coordenadas geográficas, el eje de las coordenadas estaría descrito por la línea Norte–Sur, que se corresponde con el eje de rotación terrestre. Esta composición genera cuatro ángulos de noventa grados que a su vez se dividen por las bisectrices, generando Noroeste, Suroeste, Noreste y Sureste. Se repite la misma operación y se obtiene la rosa de los vientos que es usada en navegación desde siglos ancestrales. También son  puntos principales de la brújula y de las veletas

Al estar relacionada con la orientación y la navegación, aparecen como referencia  en los viajes . En los sellos siguientes se pueden ver, ya sea en forma de veleta o de rosa de los vientos.

2015-0097mEmitido en 1963

agosto0002m

agosto0003m agosto0004m

Emitido en 1981

60173m 40024m
Emitido en 1984: XVI Cent. del viaje de la monja Egeria al Oriente Biblico
Emitido en 1971: Año Santo Compostelano. Mapa de rutas

90078m 80009m
Emitido en 1994: Tratado de Tordesillas
Emitido en 1988: Expo de Sevilla. La era de los descubrimientos

19960017m
Emitido en   1997  de la serie “Cine español”

agosto30014m

90007m
Emitido en 1991

En los siguientes sellos no españoles  aparecen rosas de los vientos. Una rosa de los vientos es un símbolo en forma de círculo que tiene marcados los puntos cardinales. Su invención se atribuye al mallorquín Ramón Llull, aunque antes ya la describió Plinio el viejo .
En el sello de Guinea aparece dibujada en un instrumento llamado tabla transversal. En las cartas de navegación se representa por 32 rombos (deformados) unidos por un extremo mientras el otro señala el rumbo sobre el círculo del horizonte. Sobre el mismo se sitúa la flor de lis con la que suelen representar el Norte, que se documenta a partir del siglo XV.

 

 

Anuncios