Las  estalactitas se forman por  la reacción entre el dióxido de carbono que se encuentra disuelto en el agua de lluvia sobre la roca caliza, constituida ésta casi en su totalidad por carbonato cálcico. Como producto de esta reacción química aparece el bicarbonato cálcico, sustancia muy soluble en el agua. Cuando en el techo de una cueva afloran gotas de esta agua, se produce la reacción inversa: escapa el dióxido de carbono y precipita el carbonato cálcico, que comienza a formar concreciones alrededor del punto de caída de la gota hacia el suelo. El crecimiento de éstas es muy lento, estimándose que para crecer 2,5 cm se precisan entre 4.000 y 5.000 años. Las estalagmitas, por su parte, se forman por la caliza disuelta en las gotas de agua que caen al suelo. La mayoría, por tanto, aparece debajo de las estalactitas, a las que acaban por unirse, dando lugar con el tiempo a una columna.
Esto se ve en los sellos de España, con las Cuevas del Drach (emitida en 1964 dentro de la serie “Paisajes y monumentos”), que se encuentran en la isla de Mallorca y las cavernas de Humajalanta, en la localidad de Toro Toro del departamento de Potosí en  Bolivia .

   1 sept0008m        Humajalantam