Un barco es cualquier construcción cóncava y fusiforme, de madera, metal, fibra de vidrio hormigón u otro material, que por su forma es capaz de flotar en el agua y que se utiliza para navegar como medio de transporte. Barco, por consiguiente, es un término genérico con el que se puede referir tanto a una ligera canoa como a un imponente portaaviones.

    

La hidrostática es la mecánica de fluidos que estudia los fluídos en estado de reposo, la base principal de la hidrostática son el principio de Pascal y el principio de Arquímedes. Esta estudia fluidos en reposo tales como gases y líquidos.(fluido inmovil) p=f/a sabiendo que p=presión , f=fuerza y a=área.

 

La Flotabilidad es la cualidad esencial y más importante de una embarcación. Para que exista flotabilidad es necesario que el peso del barco sea inferior al peso del volumen del agua que desaloja, el denominado Principio de Arquímedes.

   

La flotabilidad es la capacidad de un cuerpo para sostenerse dentro del fluido. Se dice que un cuerpo esta en flotación cuando permanece suspendido en un entorno líquido o gaseoso, es decir en un fluido.”Un objeto flotará sobre un fluido (ambos bajo el efecto fuerza de una gravedad dominante) siempre que el número de partículas que componen el objeto sea menor al número de partículas del fluido desplazadas”.

   

La flotabilidad de un cuerpo dentro de un fluido estará determinada por las diferentes fuerzas que actuen sobre el mismo y el sentido de las mismas. La flotabilidad es positiva cuando el cuerpo tienda a ascender dentro del fluido, es negativa cuando el cuerpo tiene a descender dentro del fluido, y es neutra cuando se mantiene en suspensión dentro del fluido. La flotabilidad viene establecida por el Principio de Arquímedes, y si el cuerpo fuera de naturaleza compresible su flotabilidad se verá modificada al variar su volumen según la Ley de Boyle-Mariotte.

      

 

      

El cálculo y modificación de la capacidad de flotación de un cuerpo tiene importantes aplicaciones en la vida cotidiana como pueden ser:

  • Diseño de naves: barcos, submarinos.
  • Dieño de aerostatos: globo, zepelines.
  • Práctica de deportes subacuáticos: (buceo, pesca submarina, etc).

 

En el caso de los barcos  tenemos que considerar dos fuerzas: el peso del barco con su carga y el empuje, que es el peso del agua del volumen del barco que se encuentra debajo del nivel del agua. 

   

Si aumentamos la carga del barco, es decir, su peso, el barco tendrá que sumergirse más para aumentar su empuje, de manera que peso y empuje sean iguales.

    

Los grandes barcos, independientemente del material del que se encuentren fabricados contienen enormes espacios llenos de aire, sustancia que resulta ser menos densa que el agua, permitiendo así que esta gran construcción se mantenga a flote. En otras palabras, debido a estos grandes espacios de aire, la densidad total de los barcos resulta ser menor que la del agua, permitiendo a los barcos desplazarse tranquilamente sobre la superficie del agua.