El año 2002 tiene un significado especial para las regiones de montaña de todo el mundo, ya que no sólo es el Año Internacional de las Montañas sino también el Año Internacional del Ecoturismo.

 

Las montañas, con su belleza remota y majestuosa, figuran entre los destinos más populares del ecoturismo, y el turismo de montaña puede ser un factor clave para centrar el interés en ambos aspectos: el mejoramiento general de la calidad de vida de las poblaciones mediante iniciativas de desarrollo económico sostenible y la conservación del medio ambiente.

            

Tanto desde la perspectiva socioeconómica como desde la ambiental, el turismo en las regiones de montaña es una bendición ambigua: puede originar problemas, pero ofrece también muchas oportunidades.

Anuncios