Archive for 8 octubre, 2011


El gato como animal de compañía, es una de las mascotas más populares en todo el mundo. Debido a que su domesticación es relativamente reciente, pueden vivir en ambientes silvestres formando pequeñas colonias. La asociación del gato con los humanos lo condujo a figurar prominentemente en la mitología y en leyendas de diferentes culturas, incluyendo a las civilizaciones egipcia, japonesa, china y escandinava.

        

Es un animal instintivamente cazador. Los gatos en libertad viven de forma semisalvaje y cazan ratones y ratas, entre otras especies, que de otra forma comerían importantes cantidades de grano. Los domésticos capturan insectos, ratones y pequeños pájaros instintivamente, aunque generalmente no los consumen. Incluso, las presas pueden ser utilizadas como obsequio para el dueño/a.

Etológicamente, los gatos ven a los humanos como a un sustituto de sus madres, viviendo una especie de prolongación durante su madurez de la época en la que son cachorros. En cuanto a su reproducción, la gata presenta varios estros a lo largo del año, que suelen durar de 4 a 7 días. En el estro, las gatas maúllan más frecuentemente y varios gatos pueden luchar por una hembra en celo, el que venza, se gana el derecho a copular.

   

Conservan la energía durmiendo más que cualquier otro animal, especialmente a medida que envejecen.Es común en ellos las largas siestas, usualmente de 13 a 14 horas como promedio de duración. Algunos pueden dormir hasta 20 horas.

Debido a su naturaleza nocturna, frecuentemente entran en un período de hiperactividad y alegría por la tarde, apodado vulgarmente como “locura de la tarde“, “locura de la noche“, “la hora del gato loco” o “demencia de media hora” por algunos científicos.

        

Su temperamento puede variar dependiendo de la raza y la sociabilidad del animal. Los de pelo corto tienden a ser delgados y activos, mientras que los de pelo largo generalmente son más pesados y menos enérgicos.

Normalmente, su temperatura corporal ronda entre los 38 y 39 °C. Se considera que tiene fiebre si su temperatura es mayor a los 39,5 °C, o baja si es menor a los 37,5 °C (hipotermia).

El gato o gato doméstico (Felis silvestris catus) es un pequeño mamífero carnívoro de la familia Felidae. El gato está en convivencia cercana al ser humano desde hace unos 9.500 años,[1] periodo superior al estimado anteriormente, que oscilaba entre 3.500 y 8.000 años.

 

Los nombres actuales más generalizados derivan del latín vulgar catus, palabra que aludía especialmente a los gatos salvajes en contraposición a los gatos domésticos que, en latín, eran llamados felis.

             

Hay docenas de razas, algunas sin pelo o incluso sin cola, como resultado de mutaciones genéticas, y existen en una amplia variedad de colores. Son depredadores por naturaleza, siendo sus posibles presas más de cien especies diferentes de animales para alimentarse. También son animales que pueden asimilar algunos conceptos, y ciertos ejemplares pueden ser entrenados para manipular mecanismos simples.

Se comunican con gemidos, gruñidos y alrededor de un centenar de diferentes vocalizaciones, además del lenguaje corporal.

          

Se cree que el gato salvaje africano (Felis silvestris lybica) es su ancestro más inmediato.

La Enfermería es el cuidado de la salud del ser humano. También recibe ese nombre la profesión que, fundamentada en dicha ciencia, se dedica básicamente al diagnóstico y tratamiento de los problemas de salud reales o potenciales.

La enfermería también es una profesión de titulación universitaria que se dedica al cuidado integral del individuo, la familia y la comunidad en todas las etapas del ciclo vital y en sus procesos de desarrollo. La profesión de enfermería ha recibido diferentes nomenclarutas a lo largo de su historia en España.

Hace años se conocían como practicantes, tras la creación de escuelas para la formación de Ayudantes Técnicos Sanitarios entre los años 50 y 70, a partir de estas siglas se acuñó el término A.T.S. En 1977 se crearon las Escuelas Universitarias de Enfermería donde formar a profesionales con una titulación universitaria de grado medio pasando a denominarse D.U.E. (Diplomado Universitario en Enfermería). Y en la actualidad, con la aplicación del Plan de Bolonia en las Universidades Españolas, se comienza a hablar de Graduados en Enfermería.

La medicina (del latín medicina, derivado a su vez de mederi, que significa ‘curar’, ‘medicar’; originalmente ars medicina que quiere decir el ‘arte de la medicina’)[1] es la ciencia dedicada al estudio de la vida, la salud, las enfermedades y la muerte del ser humano, e implica el arte de ejercer tal conocimiento técnico para el mantenimiento y recuperación de la salud, aplicándolo al diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades. Junto con la enfermería, la fisioterapia y la farmacia, entre otras disciplinas, la medicina forma parte del cuerpo de las ciencias de la salud.

Se estudia en las Facultades de Medicina.

Aureliano de Mira Fernandes (Mina de S. Domingos, Mértola, 16 de Junio de 1884 — Lisboa, 19 de Abril de 1958) fue un matemático portugués. Se graduó en Matemáticas en la Universidad de Coimbra en 1910. Fue  miembro de las Academias de Ciencias de Lisboa y Madrid.  Entre otras obras publicó Elementos de la teoría de las formas cuadráticas (1924), Fundamentos de la geometría diferencial de los espacios lineales (1927) y grupos de sustituciones y algebraica de problemas (un volumen de 1929, segundo volumen, 1931).  La actividad de investigación giró principalmente en torno a la Geometría Diferencial , Mecánica y aspectos matemáticos de la teoría de la relatividad, áreas en las que publicó decenas de artículos.

Arquímedes de Siracusa (en griego antiguo Ἀρχιμήδης) (ca. 287 a. C. – ca.212 a. C.) fue un matemático griego, físico, ingeniero, inventor y astrónomo. Aunque se conocen pocos detalles de su vida, es considerado uno de los científicos más importantes de la antigüedad clásica. Entre sus avances en física se encuentran sus fundamentos en hidrostática, estática y la explicación del principio de la palanca. Es reconocido por haber diseñado innovadoras máquinas, incluyendo armas de asedio y el tornillo de Arquímedes, que lleva su nombre.

El 24 de marzo de 1963 España emitió el siguiente sello de Arquímedes:

Se considera que Arquímedes fue uno de los matemáticos más grandes de la antigüedad y, en general, de toda la historia.Usó el método de exhausción para calcular el área bajo el arco de una parábola con el sumatorio de una serie infinita, y dio una aproximación extremadamente precisa del número Pi. También definió la espiral que lleva su nombre, fórmulas para los volúmenes de las superficies de revolución y un ingenioso sistema para expresar números muy largos.

Grecia , en el año 1983 , con la serie Europa , también emitió un sello de dicho científico:

 

Fue famoso su Principio de Arquímedes. La serie de Nicaragua “Las 10 fórmulas matemáticas que cambiaron la faz de la Tierra” tiene un sello de esta Ley.

Heinrich Hermann Robert Koch (Clausthal, Reino de Hannover, 11 de diciembre de 1843 – Baden-Baden, Gran Ducado de Baden 27 de mayo de 1910) fue un médico alemán.

 

Se hizo famoso por descubrir el bacilo de la tuberculosis en 1882; presenta sus hallazgos el 24 de marzo de 1882 así como también el bacilo del cólera en (1883) y por el desarrollo de los postulados de Koch. Recibió el Premio Nobel de Medicina en 1905. Es considerado el fundador de la bacteriología.

Él descubrió que enfermedades contagiosas se debían a microorganismos. En 1880 fue nombrado miembro del Departamento de Salud Imperial de Berlín, realizando aquí su descubrimiento más genial, el del bacilo de la tuberculosis (Bacilo de Koch).

Alberto Magno (Albertus Magnus) (Lauingen, Baviera, 1193/1206 – Colonia, 15 de noviembre de 1280) fue un destacado teólogo, filósofo y figura representativa de la ciencia medieval. 

Estudió en Padua, donde tomó el hábito de Santo Domingo de Guzmán y profundizó en el conocimiento de la filosofía aristotélica, y en París, doctorándose en 1245. Enseñó en algunas de las pocas Universidades que existían en ese momento en Europa, también desempeñó su trabajo en distintos conventos a lo largo de Alemania.

En la universidad de París tradujo, comentó y clasificó textos antiguos, especialmente de Aristóteles. Añadió a estos sus propios comentarios y experimentos, aunque Alberto Magno no veía los experimentos como lo verían luego los fundadores de la ciencia moderna y en especial Galileo Galilei, sino que en su opinión la experimentación consistía en observar, describir y clasificar. Este gran trabajo enciclopédico sentó las bases para el trabajo de su discípulo Santo Tomás de Aquino. También trabajó en botánica y en alquimia, destacando por el descubrimiento del arsénico en 1250.

San Alberto es el patrono de los estudiantes de ciencias naturales, ciencias químicas y de ciencias exactas.

Puya raimondii, nombre científico de la puya o titanca, es una especie endémica de la zona altoandina de Bolivia y Perú a altitudes de 3.200 a 4.800 msnm. Originalmente se le dio el nombre científico de Pourretia gigantea. No solo es la más grande especie del género Puya sino de las mismas Bromeliáceas. Puede alcanzar 3 a 4 m de altura en crecimiento vegetativo, pudiendo alcanzar hasta 12 m. de altura con la inflorescencia y produce racimos hasta de 8 mil flores y 6 millones de semillas por planta. Puede vivir más de 100 años. Es una especie que ni bien florece muere (monocárpica) siendo las semillas su único medio de propagación. Se la puede ver florecer en los meses de octubre a diciembre. Está considerada una especie en riesgo. La Puya raimondii fue descubierta por primera vez en 1830, por el científico francés Alcide d’Orbigny (1802-1857), en la región de Vacas, Bolivia.[3] Posteriormente, el naturalista italiano Antonio Raimondi (1826-1890) la descubrió en la zona Chavín de Huantar, durante sus viajes por el Perú, y en 1874 fue el primero en asignar el nombre científico a la planta llamándola Pourretia gigantea Raimondi, cambiado en 1928 por el botánico alemán Hermann Harms (1870-1942) por el de Puya Raimondii Harms.

Otras especies en vías de extinción en Bolivia  son:  La vicuña y el caimán.

La vicuña (Vicugna vicugna), —del quechua wik’uña— es una especie de mamífero artiodáctilo de la familia de los camélidos propia de Sudamérica que vive en el altiplano andino, en los actuales territorios del sur del Perú, parte de Bolivia, Andes de Ecuador, norte de Chile y noroeste de Argentina. La principal población de este camélido, se encuentra en el Perú. La alpaca es la vicuña domesticada.

Caiman es un género de crocodilios de la familia de los aligatóridos, conocidos vulgarmente como yacarés o caimanes. Se distribuyen en las regiones subtropicales y tropicales de América, desde México hasta el sur de Sudamérica. En castellano se dice caimán.

Cazados extensamentes durante décadas por su cuero, aprovechado en marroquinería, hoy se encuentran universalmente protegidos .

También se considera fauna en extinción: el gato andino, el sapito arlequín tricolor y el cachudito pechicenizo.

El gato andino (Leopardus jacobitus), también conocido como chinchay, gato lince u osjo, es una especie de mamífero carnívoro de la familia Felidae. Es uno de los felinos menos conocidos y es considerado como la especie más amenazada del continente americano.

El gato andino es natural de América del Sur. Su distribución se limita a las regiones montañosas de los Andes; al centro y sur del Perú y al norte de Bolivia, Chile y Argentina.

 

El sapito arlequín, Atelopus tricolor es una especie de anfibios de la familia Bufonidae. Habita en Bolivia y Perú. Su hábitat natural incluye montanos secos y ríos. Está amenazada de extinción por la pérdida de su hábitat natural. Haciendo honor a su nombre, se constituye de tres colores.

El cachudito , Anairetes alpinus  es una especie de ave de la familia de los Tyrannidae. Se encuentran en Bolivia y Perú. Es propio de hábitat tropicales y subtropicales. La especie está en peligro de extinción.

 

Los cactus son un ejemplo de plantas crasas. Las plantas suculentas o crasas son aquellas en las que la raíz, el tallo o las hojas se han engrosado para permitir el almacenamiento de agua en cantidades mucho mayores que en las plantas normales. Esta adaptación les permite mantener reservas de líquido durante períodos prolongados, y sobrevivir así en entornos áridos y secos que otras plantas encuentran inhabitables. El ejemplo más típico de suculencia es el de los cactus, en los que el tallo contiene una gruesa capa de tejido parenquimático; pero existen varias otras familias vegetales que presentan el mismo fenómeno.

               

Los tallos de las cactáceas, que conforman básicamente el cuerpo de la planta, están engrosados por el desarrollo del parénquima, y su color verde se debe a que son fotosintéticos. Las flores son solitarias y hermafroditas o, más rara vez, unisexuales.

Un cierto número de especies se cultivan como plantas de interior, así como en jardines ornamentales. Algunas especies del género Opuntia, particularmente la especie Opuntia ficus-indica, son cultivadas en América y en la zona mediterránea por su fruto, la tuna o higo chumbo, el cual es dulce y muy apreciado.

También suelen formar parte de los denominados xerojardines, donde se agrupan cactus y otras plantas poco consumidoras de agua (xerófitas) en regiones áridas.

La palabra cactus deriva del griego Κάκτος káktos. Las cactáceas (Cactaceae) son una familia de plantas suculentas y, en gran mayoría, espinosas, conocidas en conjunto como cactus o cactos. Esta familia es prácticamente exclusiva de América, lo que significa que son endémicas del continente americano y las Antillas.

Sin embargo, hay una excepción, Rhipsalis baccifera, que está extendida en África tropical, Madagascar y Ceilán. Se cree que la colonización del Viejo Mundo por esta especie es relativamente reciente (unos cuantos cientos de años), probablemente transportada en el tracto digestivo de pájaros migratorios en forma de semillas o, según otra teoría, en forma de plantas adheridas a troncos impulsados por corrientes marinas.

            

Muchas otras especies de cactáceas se han naturalizado, en condiciones similares a las de su hábitat, en otras partes del mundo, tras ser introducidas por el hombre.