Todos los seres vivos tienen la capacidad de relacionarse con el medio que los rodea. Los vegetales pueden percibir estímulos externos y reaccionar produciendo respuestas. Las respuestas de los vegetales son de naturaleza muy diferente de las respuestas de los animales. Entre  las respuestas que producen los vegetales ante los cambios del ambiente se encuentran  los tropismos y las nastias.

Tropismos son los movimientos permanentes de la planta o de algún órgano como respuesta a un estímulo externo que actúa en una sola dirección, de modo que la planta crece hacia el estímulo. También hay diferentes tipos de tropismos: tigmotropismo es la respuesta direccional, o el movimiento de una planta al tocar o hacer contacto físico con un objeto sólido por ejemplo las plantas trepadoras cuando se enredan con los zarcillos por contacto.


Las nastias son movimientos   pasajeras  ya que el vegetal vuele a su posición inicial al cabo de poco tiempo. Hay diferentes tipos de nastias: fotonastias, que son respuestas a estímulos luminosos como el girasol o las margaritas  que cierran sus flores de noche o los nenúfares; sismonastias, que ocurren cuando la planta recibe golpes o se toca, como cuando las hojas de la mimosa se encierran cuando se tocan .

 

La     Golden Wattle es la Acacia pycnantha :

Anuncios