En geometría, arco es cualquier curva continua que une dos puntos o a un segmento de circunferencia. Un arco de circunferencia queda definido por tres puntos, o dos puntos extremos y el radio, o por la longitud de una cuerda y el radio.

Un arco de herradura es un arco ultrasemicircular  (cuya curva es más amplia que un semicírculo) y que tiene forma de herradura. En el arte islámico hay diferentes tipos de arcos pero casi todos derivan del arco de herradura.
Sin embargo, en arquitectura,  un  arco es el elemento constructivo de directriz en forma curvada o poligonal, que salva el espacio abierto entre dos pilares o muros transmitiendo toda la carga que soporta a los apoyos, mediante una fuerza oblicua que se denomina empuje. A pesar de ser un elemento sencillo, y que aparece de forma natural en la construcción de estructuras desde antiguo, su funcionamiento no fue estudiado científicamente hasta el primer tercio del siglo XIX. Con anterioridad, para su diseño se empleaban métodos empíricos geométricos . Estos métodos constructivos carecían de fundamento científico y se basaban en la capacidad sobredimensionada de las estructuras de soporte.

Los siguientes sellos del Sáhara de la serie Pro Infancia de 1971, 1973 y 1974,  nos muestran diferentes tipos de arcos en la arquitectura:

Se representa en los sellos los siguientes edificios: Parador de Turismo, Edificio de la Asamblea del AAiún y Mezquita de Smara (2, 5 y 25 pesetas); Zoco Viejo del Aaiún (7 ptas); Mezquita de Villa Cisneros y Mezquita de Smara (2 y 1 ptas).

España da también muestras de arcos en las puertas o monumentos que tienen muchas ciudades. Son las series tituladas “Arcos y Puertas Monumentales”, emitidas durante varios años consecutivos.  La primera se puso en circulación  el 2 de enero del 2012.

El arco o Puerta de La Macarena,  ubicada en el barrio que le da nombre y cercana a la basílica de la Esperanza Macarena fue una de las entradas a la ciudad amurallada de Sevilla. Posee un único arco rematado por adornos cerámicos y en él destacan ornamentos clasicistas, fruto de posteriores remodelaciones.

La Puerta de Alcalá en  Madrid,  fue mandada construir por Carlos III al arquitecto italiano Sabatini. Es una construcción de aspecto monumental y de estilo neoclásico, conformada por cinco arcos, los tres centrales de medio punto y los dos de extremo adintelados. Este icono de Madrid, se ubica en la plaza de la Independencia.

  2012-1m 2012-2m

El Arco de Santa María de Burgos es una de sus ocho puertas y fue construida en honor de Carlos V. Presenta una monumental portada de estética renacentista, enmarcada entre dos potentes cubos cilíndricos y sobre su arco de medio punto, pueden verse a modo de retablo, distribuidas en hornacinas diversas estatuas de personajes vinculados a la historia medieval de la ciudad.

La Puerta o Torres de Serranos, una de las doce puertas con que contaba Valencia en sus murallas, son de inspiración gótica y su construcción se debe al maestro Pere Balaguer, quien las inició en 1392 y las concluyó en 1398.

  2012-3m 2012-4m

 El Arco del Triunfo de Barcelona fue concebido como entrada principal a la Exposición Universal de 1888. Es obra del arquitecto Vilaseca i Casanovas y su construcción es neomudéjar.

La Puerta de Palmas de Badajoz se encuentra enmarcada entre dos torres almenadas de planta circular. Es del siglo XVI y sirvió de prisión real en el siglo XIX.

  2012-5m 2012-6m

La Puerta de Bisagra de Toledo es de origen musulmán y fue reconstruida durante los reinados de Carlos V y Felipe II por Alonso de Covarrubias en el siglo XVI, por lo que es renacentista. Esta formada por dos cuerpos separados por una plaza de armas.

El Arco de Bará es un arco de triunfo romano situado sobre el trazado de la Vía Augusta. Consta de un arco de medio punto y se construyó en tiempos de Augusto.

 

2012-7m 2012-8m

En enero del  2013, se emitieron 8 sellos autoadhesivos  sobre “Arcos y Puertas Monumentales” ,  correspondientes a :

abril 20130001p

La Puerta del Alcázar, en Ávila, conocida también como del Mercado Grande.  Está formada por dos torreones, de más de 20 metros de altura, unidos por un puente de arco de medio punto de estilo románico. En la restauración de 1907 se añadieron las almenas.

El Arco Romano de Cabanes, en Castellón. Se construyó en el siglo II a modo de arco de triunfo romano y junto a la Vía Augusta. Conserva los dos pilares y el arco, de 5,80 metros de alto y cerca de 7 metros de ancho.

abril 2013m abril 2013-7m

La Puerta de Castilla, en Tolosa (Guipúzcoa). Data del XVIII y se encuentra en el mismo lugar  que ocupaba una de las cinco puertas que daban acceso a la antigua ciudad amurallada.

La Puerta de Toledo, en Madrid, que se construyó a principios del siglo XIX. Es de estilo neoclásico, con un arco central de medio punto y dos puertas laterales adinteladas. Se erigió en honor del rey Fernando VII y como conmemoración de la independencia española frente a los franceses.

abril 2013-6m abril 2013-5m

El Arco de los Gigantes, en Antequera (Málaga), que data de 1585. El arco de medio punto y las dovelas alargadas de piedra presentan un relieve con un jarrón de azucenas, así como un león y un castillo, motivos heráldicos de la ciudad.

El Arco de Capuchinos, llamado también Puerta de Carlos III, en Andújar (Jaén). Fue construido en 1786 en honor de Carlos III. Cuenta con un arco central de medio punto y dos laterales adintelados de la mitad de altura que el central.

abril 2013-4m abril 2013-3m

El Arco Romano de Medinaceli, ubicado en Medinaceli (Soria), se construyó a finales del siglo I como un arco de triunfo romano que daba acceso a la ciudad. Consta de un arco central para el paso de carruajes y dos laterales para los peatones.

El Arco Romano de Cáparra en Cáceres, situada en la calzada romana de la Vía de la Plata y donde cada arco  mira hacia un punto cardinal.

abril 2013-2m abril 2013-1m

El  2 de enero  del 2014 se puso en circulación otro carné del mismo tipo que los anteriores. Se mostraban los siguientes arcos:  

escanear0018m

El Arco de la Malena, en Tarancón (Cuenca), es la puerta de entrada al antiguo recinto amurallado. Consta de un arco de medio punto flanqueado por dos torres de planta poligonal. En su construcción se emplearon sillares de gran tamaño para las dovelas del arco y las esquinas, y mampostería para el resto de los alzados.
El Arco de Villalar, en Baeza (Jaén), fue levantado para conmemorar la batalla de Villalar (Valladolid), en 1521, en la que triunfaron las tropas reales contra los Comuneros de Castilla. Junto al arco se sitúa la Puerta de Jaén, reconstruida en 1526.

 escanear0001m escanear0002m

 La Puerta de San Ginés, en Miranda del Castañar (Salamanca), es de estilo gótico. Constituye el punto más utilizado para acceder al recinto amurallado de la villa, que cuenta con un trazado urbano medieval y casas blasonadas. Esta localidad, situada en la Sierra de Francia, fue declarada Conjunto Histórico Artístico en 1973.

 El Arco de la Estrella,en Cáceres, data del siglo XV y da entrada a la ciudad antigua desde la Plaza Mayor. En 1726 se llevó a cabo una remodelación por Manuel de Lara y Churriguera. Por la parte exterior, el arco está coronado con el escudo de Cáceres, y por el interior con una imagen de Nuestra Señora de la Estrella.

escanear0003m  escanear0005m

 El Arco de San Benito, en Sahagún (León), se construyó en 1662 y es el monumento más emblemático de la localidad. Destaca la riqueza decorativa de su heráldica, esculturas e inscripciones. El ingeniero de caminos Eduardo Saavedra proyectó el paso de la carretera nacional bajo el mismo, a modo de arco triunfal.

La Puerta del  Puente en Córdoba se inició a mediados del siglo XVI para festejar la visita de Felipe II a la ciudad. Consta de tres grandes cuerpos: el central coronado por un frontón circular y los dos laterales con columnas de orden dórico.

escanear0006m escanear0007m

 La Puerta de San Lorenzo, en Laredo (Cantabria), pertenece a la ampliación de la muralla medieval. Cuenta con un gran arco rebajado que se cerraba mediante una puerta vertical. En el cuerpo superior había guardia permanente para la defensa.

La Puerta de la Finca Miralles, en Barcelona, es de estilo modernista y fue construida por Antoni Gaudí entre 1901 y 1902. El arquitecto proyectó el muro de cierre y la puerta de acceso a la finca, no así la casa. El muro, con forma ondulada, se construyó con ladrillos cerámicos. La puerta presenta un gran arco lobulado coronado con una cruz de hierro forjado. En 1969 fue declarada Bien de Interés Cultural.

escanear0008m escanear0009m

El 2 de enero del 2015 se puso en circulación otro carné del mismo tipo que los anteriores. Se mostraban los siguientes arcos:  

escanear0004m

La Puerta de la Luna, en Córdoba, se encuentra situada entre las puertas de Sevilla y de Almodóvar, en la parte más occidental de la muralla. Presenta una doble entrada en recodo que da acceso al barrio judío. La ciudad milenaria de Córdoba conserva parte de sus antiguas murallas de origen romano, que fueron reconstruidas posteriormente por los musulmanes y ampliadas. En época cristiana se añadieron nuevos espacios amurallados. El casco histórico de Córdoba fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1994.

La Puerta de la Cadena, en Brihuega (Guadalajara), es una de las cinco puertas que antiguamente daban entrada a la localidad. Sobre el arco de medio punto se encuentra una placa que conmemora el asalto a Brihuega por las tropas de Felipe V en 1710, durante la Guerra de Sucesión. Sobre esta placa se halla otra que rememora la batalla dos siglos después. Sobre ambas placas se sobrepone una hornacina con una imagen de la Inmaculada Concepción.

  arco 2015m  arco 2015-1m

La Puerta de Santa María, en Hondarribia o Fuenterrabía (Gipuzkoa), fue construida en el siglo XVI tras el incendio que arrasó la antigua villa medieval. Consta de un arco rebajado sobre el que se asienta el escudo de la ciudad, de 1694, y su patrona, la Virgen de Guadalupe flanqueada por dos angelitos. Es una de las dos entradas principales al casco histórico y por la que se accede a la calle mayor, en la que se encuentran casas blasonadas, iglesias, palacios y monumentos. La puerta aún conserva los goznes.

La Puerta de Sant Pere, también conocida como la del Papa Luna, en Peñíscola (Castellón) es una de las tres puertas que dan entrada al recinto amurallado de la ciudad marinera. Fue mandada construir por el Papa Luna, en el siglo XV, para dar acceso por el mar. Está formada por un gran arco rebajado sobre cuya dovela central se encuentra el escudo del Papa Luna, esculpido por Filibert Bertalla.

  arco 2015-2m arco 2015-3m