España es uno de los países del mundo con mayor índice de “Donación de órganos”, tema al que se dedica el sello de 0,58 euros que se puso  en circulación el 16 de mayo del 2007. Datos oficiales señalan la cifra de 33,8 donantes por millón de personas, convirtiendo a nuestro país en líder de donaciones. La posibilidad de curar a enfermos o salvar la vida de muchas personas por medio del trasplante es un acto altruista que requiere de la voluntad y de la concienciación social. Mientras tanto, miles de enfermos esperan la llegada de ese donante anónimo cargado de solidaridad.