Sellos emitidos el 20 de marzo del 2003. Los Premios Nobel españoles, Santiago Ramón y Cajal y Severo Ochoa de Albornoz, sirven de motivo a esta emisión conjunta con Suecia.

Ramón y Cajal nació en Petilla de Aragón en 1852.  Inició el bachillerato en los Escolapios de Jaca y lo continuó en Huesca. Realizó estudios de Medicina en Zaragoza donde se licenció en 1873 y cuatro años después concluyó el doctorado en Madrid. Surgió su etapa investigadora tras su traslado a Valencia. Allí inició sus trabajos de Histología. En 1887 se traslada a Barcelona donde ejerce como catedrático de Histología Normal y Patológica y un año después descubre la unidad celular del sistema nervioso. En 1892 vuelve a Madrid donde ocupó la cátedra de Histología e Histoquímica Normal y Anatomía Patológica en la Universidad Central. Tras obtener diversos reconocimientos y galardones de universidades españolas y extranjeras, en 1906 le fue concedido el Nobel de Fisiología y Medicina por su trabajo y aportación a la neurociencia.

Severo Ochoa nació en Luarca (Asturias) en 1905. Se trasladó con su familia a Málaga, ciudad donde realizó el Bachiller. En 1922 ingresó en la Facultad de Medicina de Madrid donde se doctoró en 1929. Formó parte del equipo del doctor Juan Negrín y fue alumno de los doctores Jiménez Díaz y Hernández Guerra. Amplió estudios en el extranjero. A su regreso a Madrid fue nombrado profesor ayudante de Fisiología y Bioquímica y, un año después, jefe del departamento de Fisiología del Instituto de Investigaciones Médicas. En 1946 fue nombrado director y catedrático de Farmacología de la Universidad de Nueva York y desde 1954 hasta su jubilación fue profesor y jefe del departamento de Bioquímica de la citada universidad.  En 1959 fue galardonado con el Nobel de Fisiología y Medicina.
Los dos sellos han sido realizados por el  grabador polaco, residente en Suecia, Czeslaw Slania, autor de más de un millar de sellos destinados a una treintena de países. En el sello de Severo Ochoa se ve una doble hélice de ADN, cuya síntesis biológica ayudó a descubrir. El sello de Suecia es este: